martes, 21 de octubre de 2014

Unax, 3 años!!!

Bueno, bueno, bueno...

Le debo ésta entrada a mi niño hace ya casi un mes! Si... soy un poco desastre. Hizo los años el 29 de Septiembre y hasta hoy no me he sentado a escribir ésta entrada en condiciones, pero es que quería hacerlo bien y dándome tiempo para pensar lo que escribo.

Y es que el comienzo del cole está siendo un poco durillo para los cuatro en casa. Para él sobre todo, porque se está teniendo que enfrentar a todos los cambios que supone empezar a ir al cole, con todo lo que se les exige que sepan hacer, con todas las horas que ya no puede pasar relajadito en su casa y jugando libremente, con la de tiempo que le toca pasar sin nosotros... 

Ya os contaba todas mis preocupaciones en este post. Y aunque lo lleva mejor de lo que esperábamos, no deja de ser un cambio grande, grande, y termina tooooodo el día muy cansado, le vemos muchísimas horas menos de las que le veíamos antes (ahora viene de clase y en 3 horas a dormir!), y todo ésto nos afecta a todos.

Mae se queda llorando todas las mañanas cuando se va, y nosotros dos, si le vemos entrar bien genial, pero el día que no quiere ir, y llora, o le vemos tristón... pues nos quedamos un poco bloqueados y de bajón hasta que volvemos a buscarle. Aunque delante de él... sonrisas, relax, mucho cariño y todo positivo! Ohmmmm...

En fin, que como escribí por el cumple de Mae aquí, ahora voy a escribir 20 cosas que me gustan de Unax en éste momento, sus tres añazos! Ahí va la lista cumpleañera:



UNAX. 3 AÑOS:

1. Me gusta mucho el respeto que se tiene a si mismo, decidiendo (siempre que se puede) lo que quiere hacer y decir, sin importarle que el resto haga, diga o quiera otra cosa. 

2. Su autonomía. Ya era muy autónomo antes, pero desde que ha empezado el cole lo es mucho más. Y esto me gusta y me asombra.

3. Su sensibilidad. Porque le sale hasta por las orejas. Y aunque eso le va a hacer tener que aguantar a toda esa gente que dice que "no se llora" y frases del estilo, a mi me encanta! Porque forma parte de él, y porque creo que le hace captar a la gente que le rodeamos de una forma especial.

4. Lo expresivo que es. No hace falta que diga nada para que todo el que está a su lado sepa cómo está o como se siente. Se le nota en la mirada, en los gestos... a la legua!

5. Sus ganas de saber. Estamos en la etapa del «por qué». Bueno, éste verano ha sido más intenso. Y es agotador, os lo juro. Tenemos que llenarnos de paciencia todos los días para poder contestar a 20 porqués seguidos sin acabar contestando porque si, o porque no... o colgándolo de un pino! Pero me gusta. Me gusta que sea así y que quiera saber todos esas razones. 

6. Lo que le gusta investigar por si mismo. Cuando a ratos ves que desaparece por el jardín, o donde estemos, y le ves levantando piedras o rebuscando en todos los agujeritos que se encuentra...

7. Que le gusten los libros. Me encanta que le encante leer. Bueno, de momento que le lean, y luego a él mirar los dibujos y contar las historias que ya se sabe o inventar otras. Ojalá sea algo que no deje de hacer nunca!

8. Que le guste cualquier música. Desde los Cantajuegos hasta Rosana pasando por Los Rodriguez y cualquier otro grupo que os podáis imaginar. Este verano lo último de lo último en casa ha sido "Fórmula quinta", no os digo más... Hemos tenido sesión de "Eva maría se fue" día si y día también.

9. Que sea capaz de versionar las canciones que conoce. Esto claramente le viene de familia. Desde que nació se lo decíamos casi todo con canciones que nos íbamos inventando sobre la marcha. Y ahora lo hace él. Lo más fuerte es que a veces lo hace rimando! Y dudo muy mucho que sepa lo que es una rima, al menos de forma consciente. Nosotros nos partimos de risa ver como nos pide el bocadillo con el tono de "what does the fox say", por ejemplo.

10. Que le guste bailar. Yo he hecho baile mucho tiempo, y me gusta ver como su cuerpo se empieza a mover en cuanto oye la música. Siempre al ritmo, desde que era un bebé sigue el ritmo que es increíble. 

11. Que le guste la calle. Es impresionante el poder de la calle en éste niño. Un día que está un poco más raro, más bajito, o incluso cuando está enfermo. Es salir un poco a la calle y la cosa cambia. Aunque haga frío. Bien abrigado y listo. Un poco de aire fresco y cuando volvemos a casa el ambiente ha cambiado. Es una suerte vivir donde vivimos y poder hacer ésto siempre que queramos.

12. Imaginación. Me parto de risa con la imaginación que tiene. Últimamente suele convertirse en lobo y va persiguiéndonos por la casa. A ratos es un lobo malo y a ratos es un lobo bueno. Otros días, los pasamos buscando al Sapo Pepe?? entre los árboles y ramas. A veces, invita a Espinete o a Dani Dog a cenar y a dormir, o viene Dora a pasar la tarde con nosotros a casa...

13. Me encanta que coma tan bien. Tiene temporadas de algo que "no le gusta", y luego "le vuelve a gustar", pero en general come de todo y bastante, así que en ese sentido, nos lo hace muy fácil.

14. Dormir con el. Me encanta dormir con él. Se mueve toda la noche buscándonos a Jonathan y a mi, y nos clava las rodillas en los riñones, o nos hace el abrazo del oso y te da un calorrrrr que te mueres (sobre todo a Jonathan, yo soy más friolera y me importa menos), pero me encanta ver como en cuanto nos encuentra en la cama se relaja, y como si se despierta justo cuando te está abrazando te sonríe como si fuese el niño más feliz del mundo...

15. Que duerma del tirón. Esto igual os parece una tontería, pero hasta que no ha tenido dos años y medio se despertaba varias veces por la noche, y los últimos meses de aquella etapa, también estaba Mae... así que las noches eran una fiesta! Así que ahora que al menos él duerme del tirón (salvo excepciones), descansamos todos un poco mejor.

16. Lo cariñoso que es. De pequeño nosotros nos lo comíamos a besos y él se agobiaba enseguida. Y siempre decíamos... "Pobre, o se acostumbra, o lo va a pasar mal en ésta familia de empalagosos"... Y resulta que se ha transformado en uno de los "nuestros"! jejeje. Le encanta dar y recibir abrazos, caricias, besos... yo me lo como!

17. Su pelo! Lo tiene casi por la cintura (solo se lo hemos cortado una vez, el año pasado), y tiene unos tirabuzones, que ya quisiera yo! Además éste verano se le han aclarado unas mechitas y está guapísimo! Aunque eso hace que tooooodo el mundo crea que es una niña. Menos mal que el mismo ya les dice a todos, "que soy un niño!!" y bueno, según el momento y a quién, a veces les enseña el pito por si les quedan dudas. Así es él, natural!

18. Sus ojos. Desde pequeño le llamo chinito por esos ojos rasgados que tiene. Con unas pestañas que llegan al cielo. Me encanta su mirada.

19. Como trata a su hermana. Tiene momentos de no querer jugar con ella, o de no querer dejarle sus juguetes, que creo que es normal. Pero la tiene en cuenta para todo. Y cuando alguna señora por la calle le dice "Me llevo a tu hermanita?" Dice nooo, y me mira alucinado! Por cierto, a cuenta de qué preguntan eso tantas señoras? Yo no lo había oído en mi vida, pero da escalofríos!

20. Lo que nos quiere a Jonathan y a mi. Nos lo demuestra siempre. Y es genial que alguien sea capaz de demostrarlo tantas veces en un día de forma tan natural. Los niños tienen esa capacidad, no?

Y esta es mi lista para ti, campeón! Aunque podría tirarme aquí horas escribiendo. 

Te quiero mucho! Te queremos mucho!

2 comentarios:

  1. Te he descubierto en Rums por tu mochila vaquera y al ir a "chafardear" otras entradas...me encuentro con esta lista genial! Cuanta ternura desprendes!, me quedo por aquí!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Encantada de tenerte por aquí!

      Eliminar